Se ha producido un error en este gadget.

martes, junio 24, 2008

Monólogos del Club de la Comedia




"...El incompetente tiene todas las puertas abiertas, porque incompetentes hay en todas las profesiones. Ahí está el Tribunal Supremo, que debe de estar lleno, porque cada dos por tres sale el en periódico: “Supremo se declara incompetente”. Si ellos lo dicen... Y lo mejor de todo, siendo incompetente puedes trabajar en una de las empresas más grandes y transparentes del mundo: Telefónica. A los incompetentes de Telefónica se les reconoce enseguida por el
tono y la energía que tienen:

- Información, buenas tardes, le atiende Marisa.
- Por favor, me daría el teléfono de Mercería Merce?.
- Como mercería no me sale Merce.
- ¿Y como Merce?.
- Como Merce no me sale mercería.
- Pues... ¿"mercería" tan amable de mirarme Bragas Merce?.
- Como no me dé más datos...
- Pues hombre, ella las suele llevar rosa.
- Así, sí, tome nota... Mercería Rosa.
- No, Rosa no, Merce!!.
- ¡Pues aclárese, que sólo tengo dos manos y a mi abuela la tienen
que operar de la vesícula!.
- Vamos a ver, señorita, Mercería Merce, en la calle Infanta
Mercedes.
- Como Infanta no me sale nada, pero como Mercedes me salen
varios concesionarios.

Cosas así pasan continuamente, y mira qué bien va Telefónica. En fin, una pena que no haya más incompetentes... Que podría haber más, lo que pasa es que la mayoría no pasan de espermatozoides. En vez de ir al lío, en vez de penetrar donde tienen que penetrar, se entretienen haciendo el gilipollas por las trompas de Falopio."